Tratamientos faciales

 

Dedicados al cuidado de la cara y el cuello, contando con dos vertientes. Por un lado contamos con técnicas diseñadas para rejuvenecer, eliminando estigmas del paso de los años como son combatir arrugas, manchas, flacidez  y recuperar volúmenes perdidos sin modificar los rasgos naturales del paciente.

Otra vertiente dedicada a modificar rasgos puntuales de la anatomía facial por separado como los labios, nariz, mentón o pómulos por separado, así como también de forma global para conseguir virilizar o feminizar del rostro.

Arrugas de la frente y patas de gallo:
Elimina las líneas de expresión de frente y “patas de gallo” con medicamentos específicos de manera segura y eficaz.

Relleno de labios:
Tanto para aumentar el volumen, tan solo perfilarlos, o eliminar las arrugas peribucales manteniendo la forma y el volumen natural de tu boca.

Rejuvenecimiento láser:
Distintos tipos de láser tu disposición según tus necesidades para conseguir una piel más tersa, joven, sin manchas ni rojeces; sin necesitar una baja laboral ni social.

Endolifting:
Tecnología láser para tensar la piel, recolocarla y eliminar la flacidez consiguiendo resultados similares a un lifting quirúrgico sin pasar por quirófano.

Inductores de colágeno:
Mejora el aspecto de tu piel recuperando juventud y eliminado los signos del paso de los años y el sol, sin cambiar tus facciones.

Hilos tensores:
Recoloca los tejidos caídos por el paso de los años devolviendo juventud a tu rostro y cuello.

Peeling químico:
Retira las capas superficiales de la piel, induciendo la regeneración de la misma eliminado pequeños defectos como arrugas finas y alteraciones de pigmentación.

Rellenos faciales:
Da volumen a una zona determinada como labios, mentón, ojeras o pómulos.

Aumento de pómulos:
El pómulo es el hueso de la juventud y la belleza, proyectándolos ligeramente conseguimos rejuvenecer sin que nadie advierta el porque del buen aspecto obtenido

Lipodistrofia:
Recupera el aspecto joven y saludable de tu rostro de forma segura y sin dolor.

Código de barras:
Se corrigen con técnicas y productos específicos para este fin.

Rino modelación:
Mejora tu perfil sin cirugía en pocos minutos y consigue la nariz que siempre has deseado.

Remodelación facial:
Remodela los rasgos faciales para rejuvenecer, feminizar o virilizar.

Surco naso geniano:
Pliegue cutáneo natural que se profundiza con el paso de los años, esto se puede solucionar con ácido hialurónico o inductores de colágeno.

Ojeras:
Un tratamiento adaptado en función del tipo de ojera, estas pueden tratarse con técnicas láser, rellenos o métodos químicos.

Hidratación profunda:
Mejora instantáneamente la textura de la superficie de la piel, dando un aspecto hidratado y juvenil.

Cuello perfecto:
Reducción de papada y tensado con láser, hilos o productos químicos, según las necesidades de cada paciente.

Revitalización con vitaminas:Ajustadas a las necesidades de tu piel, las vitaminas inyectadas te devuelven la frescura y luminosidad perdidas.

Microneedling:
Activa los factores de crecimiento, mejorando el aspecto de la piel y atenuando las cicatrices del acné y otras imperfecciones de la superficie de la piel.

Bruxismo:
Se relajan los músculos masticadores con medicamentos específicos, disminuyendo así las molestias de esta patología.