20-10-2018

Con la llegada del frío es necesario cuidar especialmente la piel.

1 Hidratación.

Bebe abundante líquido, con dos litros de agua al día es suficiente; y usa cremas hidratantes y nutritivas según tu edad. Esto es especialmente importante si padeces problemas de dermatosis (dermatitis atópica, psoriasis…)

2 Ojo con los productos.

Utiliza solo productos de calidad en la higiene y el cuidado de tu rostro. No conviene utilizar aquellos que puedan ser demasiado agresivos para el lavado de cara y cuerpo.

3 Hidratar los labios.

Los labios sufren mucho en invierno, hay que hidratarlos con un bálsamo labial, o crema hidratante reparadora específica varias veces al día.

4 Protección solar.

Sí, en invierno, con menor intensidad, pero también sufrimos las agresiones del sol. Y si hay nieve alrededor con mayor razón, pues esta refleja hasta el 80 % de la luz ultravioleta, dañina para nuestra piel.

5 Evita los cambios bruscos de temperatura.

Estos cambios favorecen la aparición de rojeces en la cara y arañas vasculares (venitas en la nariz y mejillas). Para esto mantén la calefacción de tu casa, coche o centro de trabajo a una temperatura agradable pero no excesivamente caliente.

6 Cuida tu cuerpo.

En invierno la piel del cuerpo a pesar de estar protegida por la ropa, tiende a resecarse, utiliza diariamente durante la ducha una crema acondicionadora de uso bajo la ducha (ideal para hombres con vello en el cuerpo), o después de esta una crema o leche hidratante corporal.