05-06-2018

Unos labios carnosos o gruesos son sinónimo de sensualidad tanto en hombres como en mujeres, por lo que dar volumen a unos labios que no lo son de nacimiento es un rasgo que muchas personas deseamos conseguir. La manera más segura y eficaz de conseguirlo es a través de infiltraciones de ácido hialurónico. A la vez que volumen, se da firmeza y se perfila su contorno, por lo que el resultado es espectacular. Siempre con el producto adecuado y con una técnica adaptada a la anatomía y a las expectativas de cada paciente.

El tratamiento de los labios con ácido hialurónico además de conseguir un efecto estético también consigue darnos un aspecto sexy, alegre y juvenil.

El aumento de labios es una de los tratamientos estéticos más solicitados.

Es un tratamiento indoloro, sencillo y rápido, con resultados visibles en el momento. Cada uno de los productos utilizados para aumento de labios o perfilado de estos, cuentan con todas las certificaciones que exigen las autoridades sanitarias españolas, y se elige uno de ellos en función de las necesidades y expectativas de cada paciente.

Tras el tratamiento se requieren unos mínimos cuidados durante las primeras 24 horas, que consisten básicamente en evitar bebidas calientes, exponerse a temperaturas extremas y evitar golpes durante la primera semana.

La duración del tratamiento puede variar entre 6 y 24 meses en función del producto elegido, lo que se hace de común acuerdo con el paciente según sus necesidades.