03-07-2017

Utiliza protector solar factor 50, varias veces al día, y no solo antes de salir de casa, lleva siempre contigo en el bolso, maletín o mochila un protector facial y dátelo cada que puedas. Los hay con texturas muy buenas y nada grasas.

Evita la exposición solar entre las 11:00 y las 16:00 h. esta es la franja horaria de mayor incidencia de los rayos UVA y UVB.

Usa gafas de sol, eso sí, que sean homologadas. Unas gafas no homologadas por muy bonitas que sean pueden perjudicar gravemente tus ojos.

Intenta permanecer en lugares frescos, ventilados o acondicionados, mantén las persianas cerras durante el día y ábrelas por la noche para ventilar.

Respeta tus horarios habituales. Es fácil en verano, perder los ritmos naturales del organismo con las vacaciones, las fiestas, la playa, etc. Mantén tu ritmo y tus horarios y así no terminarás el verano ni las vacaciones con más cansancio que cuando empezó.

Come alimentos frescos y a la plancha. Evita platos pesados y precocinados, come fruta y verdura, menos cantidad y 5 raciones al día. No eches a perder la operación bikini y el cuerpo diez que tanto esfuerzo te costó conseguirlo.

No abuses de los refrescos ni del alcohol. Ni en verano, ni en invierno, ni nunca. Estas son las bebidas menos saludables que se pueden tomar, tienen un alto contenido en azucares rápidos (los que más engordan) y calorías vacías en caso del alcohol.

Sigue cuidando tu belleza como el resto del año, tu médico estético de confianza te recomendará los tratamientos que deber realizar en verano y te informará cuales no debes realizar nunca en verano como los peeling y los tratamientos con láser.